Escogerse, una decisión personal

La mayoría de personas creen que sus experiencias y acontecimientos vividos son absolutamente circunstanciales, fruto del azar, el destino o la suerte. Una lotería, que, si la fortuna está de mi parte, me será propicia y, si no, me tocará sufrir, enfrentarme a dificultades y, en el mejor de los casos, esperar a que mi gerente cósmico escuche mis oraciones y súplicas.

El problema que tenemos es que el mapa del mundo que nos han vendido está equivocado. Por eso necesitamos un pequeño entrenamiento para actuar conscientemente en busca de lo que realmente deseamos en vez de dejarnos llevar por los acontecimientos que, en apariencia, surgen fortuitamente dándonos la sensación de que somos marionetas en manos del destino.

006

¿Qué pasa si no nos gusta esa realidad personal en la que vivimos? La buena noticia es que está en tus manos, mejor dicho, en tu interior, cambiarla. ¿Cómo? ESCOGIÉNDOTE, tomando las riendas de tu vida, responsabilizándote de todas tus decisiones, no culpando a los demás de tu “mala suerte” y conectando con tu fuente desde el paradigma del corazón.

Este entrenamiento empieza siempre por la decisión de comprometerse con uno mismo. Escogerte con determinación es una opción personal que tendrás que reafirmar una y otra vez si deseas conseguir todos los objetivos que te propongas. Si no te eliges tozudamente, otros tomarán las riendas de tu vida por ti y perderás el poder que adquieres cuando decides escogerte. Recuerda que es una opción personal que está en tus manos y que puedes decidir en este preciso momento. No depende de nadie, sólo de ti.

Serás el escogido solamente si te escoges; piensa que nadie puede hacerlo por ti. De hecho, no deberías de otorgarle este privilegio a nadie que no seas tú. Tú diriges tu vida, llevas las riendas y, por tanto, eres el escogido. El título de Dios/a te lo otorgas tú mismo. Nadie más que tú puede concederse ese nombramiento honorífico.  Qué privilegio ¿verdad?

Pero el título de ser el escogido implica una serie de requisitos que tendrás que abordar con perseverancia y determinación si realmente quieres lograr tus objetivos de vida plena.

Escogerse implica en primer lugar tomar las riendas de tu vida en todo momento y situación. Esto te conducirá inevitablemente a dejar de buscar excusas para no responsabilizarte de tu vida y, de esta manera, endosar esta responsabilidad a los demás.

Escogerse también significa elegir el camino que te llevará a conocer lo que realmente eres. Aunque eso ya lo sabes, pero quizás no lo recuerdas: eres una Diosa o un Dios en potencia y estás hecho del mismo polvo de estrellas que el Universo. La parte es el todo y el todo es la parte.

Escogerse te obliga a dejar de posponer y demorar la decisión de convertirte en lo que quieres ser; te da la llave maestra para enfocarte en lo que estás llamado a ser: ser feliz, simplemente.

Escogerse, y repito esta palabra por cuarta vez consecutiva para que se grabe en el disco duro de tu programa mental, es la CLAVE. Es tu propuesta personal para conectar con tu esencia, y a partir de aquí, conectarte con el Universo y con los demás. Sólo si te escoges de manera consciente y deliberada descubrirás qué desea tu corazón y podrás conseguir la paz interior, el bienestar, la salud y la plenitud que estás buscando.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s